La mutación del gen MDR-1 ¿Afecta solo a Collies?

¿QUE ES EL GEN MDR1? Y COMO SU MUTACIÓN AFECTA A ALGUNOS PERROS


El gen MDR1 (también conocido como ABCB 1-Delta 1) es un gen cuyo producto actúa como barrera funcional protectora para el cerebro, frente a diversas toxinas y fármacos.

La mutación de este gen presente en el collie y otras razas de perros (mutación mdr1) hace que los perros que la portan sean muy sensibles a un número de fármacos de manera que cuando les administramos una dosis normal para perros de su peso, para ellos es como si les administrásemos una sobredosis; los fármacos pasan al cerebro y a otros órganos, como hígado o riñones, y permanecen ahí durante más tiempo del debido, provocando unos efectos tóxicos, incluso en algunos casos la muerte.

Los perros que presentan este desorden genético pueden presentar intolerancias a medicamentos comunes que usamos a diario, así como a algunos antiparasitarios que podemos encontrar en el mercado.
La mutación del gen MDR1 se descubrió en 2001 en el Rough Collie (o Pastor escocés de pelo largo), del que ya era conocida desde muchos años antes su extremada sensibilidad a la ivermectina , y enseguida se empezó a estudiar si estaba presente en razas emparentadas con esta, y así se descubrió que también otras razas de perros pastores, como por ejemplo, Smooth Collie (o Pastor Escocés de pelo corto), Pastor Australiano, Shetland, Pastor Blanco Suizo, Border Collie , Bobtail, Pastor Alemán.… así como cruces de ejemplares de estas y también algunas razas de lebreles, de las que ya se había publicado su sensibilidad a la ivermectina, pueden verse afectadas por este problema.

¿Cómo puedo saber si mi perro puede estar afectado?

Mediante un test genético podemos conocer el genotipo de nuestro perro para el gen MDR1 y si no es portador de la mutación podemos utilizar con normalidad los medicamentos o antiparasitarios que necesite, pero en el caso de presentar la mutación deberíamos buscar un tratamiento alternativo, o en algunos casos utilizar dosis reducidas para que el animal no se vea afectado por los posibles efectos tóxicos.

 

 

¿Qué medicamentos pueden afectar a un perro con la mutación mdr1?

- Acepromacina (tranquilizante y anestésico, se recomienda reducir dosis, entre un 25 y un 50%)

- Butorfanol (analgésico y anestésico, se recomienda reducir dosis, entre un 25 a un 50%)
 

- Domperidona (Motilium, antiemético, y Leisguard ,preventivo de leishmaniosis)

- Emodepside (Profender, antihelmíntico)

- Espinosad (Comfortis, antiparasitario contra pulgas)

- Espiramicina (antibiótico antibacteriano)



- Eritromicina (antibiótico antibacteriano)

- Ivermectina (agente antiparasitario)

- Levamisol (antiparasitario e inmunomodulador)

- Loperamida (Fortasec, Salvacolina, Imodium, antidiarreico)

- Metoclopramida (Primperán, Emeprid, Womend, antiemético)

- Metronidazol (Flagy, antibiótico y antiparasitario contra Giardia)

- Selamectina, milbemicina y moxidectina (agentes antaparasitarios)

- Vincristina, vinblastina, doxorrubicina (agentes de la quimioterapia)

- Ciclosporina (inmunosupresor)

- Digoxina (medicamento cardíaco)

- Doxiciclina (antibiótico antibacteriano)

Estos son los fármacos o antiparasitarios que pueden dar más problemas, pero se conocen ya más de 150 fármacos potencialmente peligrosos relacionados con el gen MDR1 y puede que aún la lista se alargue más.

¿Cómo prevenir el problema?


Este defecto es hereditario con lo cual lo que deberíamos hacer para descartar que nuestro ejemplar tenga la mutación, en primer lugar, como ya hemos comentado anteriormente, es realizar el test genético para conocer su genotipo para el gen MDR1.

En el caso de resultar portador de la mutación, deberíais hacérselo saber a vuestro veterinario de confianza, asegurándoos también de que está al tanto de este problema (no todos lo están, ni están al día de todo lo que está saliendo sobre este tema) para que tenga siempre en cuenta qué tratamiento alternativo puede darle en el caso de necesitar suministrar alguno de los fármacos que pueden afectar al perro.

Otro de los problemas, ya sea por falta de información o desinterés, es la cría de las razas mencionadas, sin previamente haber realizado todos los tests y pruebas necesarias. Al ser un problema hereditario se deberían apartar de las lineas de cría los ejemplares afectados, para poder con el tiempo erradicar el problema.


Si os interesa el tema y queréis ampliar la información os dejamos un link super interesante.
La sensibilidad a ciertos fármacos en Collies y otras razas caninas. El gen MDR1

con la colaboración de Mª Isabel Peláez de Lucas (Doctora en Biología y Profesora Titular en Genética de la Universidad de León desde 1977 hasta 2013).