12 Razones para empezar a hacer deporte con tu perro

Empieza un nuevo año lleno de propósitos y retos. ¿Por que no compartirlos con tu mejor amigo?

Por todos es sabido que practicar deporte es saludable, reconfortante y adictivo. Una buena manera de motivarte y tener la fuerza de voluntad necesaria  para empezar, es poder compartir este propósito con el mejor colega de juegos que podrías tener. Tu perro!

Desde ZonaCan siempre proponemos la practica del deporte canino, no solamente en la mejora del estado físico, sino también, como herramienta terapeutica, con un enfoque útil, divertido, y respetuoso. Destinandola a la mejora tanto de la educación como de la relación entre perros y humanos.


La iniciación o la práctica de una disciplina deportiva canina, en ningún caso, debería significar algo traumatico para el perro, y al igual que la educación, jamás debería ir asociado a tecnicas o herramientas que pudieran, dañar tanto física como emocionalmente al animal. El deporte es algo que debe ser divertido, al fin y al cabo es un juego, un juego entre tu y tu perro.

 

A continuación os dejamos 12 razones, para 12 meses, por las que merece la pena y es conveniente que puedas iniciarte en alguna actividad deportiva formando equipo con tu mejor amigo.


1. Mejora la relación y el vínculo perro - guía


Tener una buena relación con tu perro es fundamental para que haya un entendimiento mutuo, además hará que aumenten vuestros niveles de Oxitocina, comúnmente llamada "hormona del amor", eso se traducirá en una sensación de bienestar, necesaria para un buen estado emocional. 

En toda relación, ya sea, de pareja, laboral, o con tu perro, debe existir una buena comunicación y una entendimiento por ambas partes. Solamente cuando eso es así, puedes conseguir que tenga éxito.


2. Ayuda a quemar energía, siempre de forma controlada


El ejercicio físico es algo necesario para el perro, siempre y cuando se haga de una forma controlada. La creencia popular de "Cuanto más ejercicio haga el perro, más cansado estará" es totalmente falsa. 
El deporte te ayuda a quemar energía de una forma saludable, es cierto, pero solamente, si se hace de la forma correcta, con ciertos limites, y con un propósito. Educar, y educar no solamente en controlar las conductas indeseadas, sino también educar en el juego, en un juego sano y controlado. En el que exista una buena comunicación y colaboración entre los dos.

3. Mejora la salud física y mental de ambos


Tal y como hemos comentado en el punto anterior, el buen estado físico y mental es algo totalmente necesario, no solamente en la práctica del deporte, sea cual sea la disciplina que practiquéis, sino también en el día a día.
Un perro física y mentalmente equilibrado, es menos probable que desarrolle problemas de conducta. Y en consecuéncia hace que nuestra relación con él se afiance más todavía.


4. Aumenta la autoestima y la confianza de tu perro


Cualquier disciplina deportiva, requiere aprender ciertas habilidades y "reglas del juego" con lo cual no deja de ser un reto tanto para tí como para el perro. Trabajar tanto habilidades, como ejercicios relacionados con el deporte que quieras realizar significa que tendréis que esforzaros, por tu parte, en enseñarlas y por parte de tu perro en aprender los ejercicios que le propongas, con lo cual mejorarás sus habilidades de trabajo, su confianza y su autoestima. Un perro confiado y seguro de si mismo, aprenderá a gestionar y resolver situaciones o problemas que se encuentre en su vida diaria de una forma mucho más exitosa. Eso le ayudará en sus relaciones sociales y sobretodo en vuestra convivéncia.


 

5. Ayuda a mantener el equilibrio emocional


Cualquiera que comparta la vida con un perro desea tener un perro equilibrado, una relación perfecta en la que no haya conflictos. Para ello es necesario que exista un buen equilibrio emocional, una colaboración y un entendimiento. El deporte no os mantendrá solamente en buena forma física, sino que también os ayudará en entenderos mutuamente y a saber que queréis el uno del otro

6. Puede ayudarte a mejorar la educación de tu perro


A través del deporte y las sesiones de entrenamiento, se pueden mejorar muchos aspectos de la educación de tu perro, además un perro acostumbrado a aprender y trabajar nuevas conductas o ejercicios tendrá más facilidad para retener, aprender y generalizar ejercicios, no solamente a la hora de practicar deporte, sino en otros entornos como, la calle o el domicilio.
 

7. Aumentará el autocontrol

 
Los ejercicios de autocontrol harán que tu perro mejore, tanto su rendimiento en el deporte como su capacidad de gestión de problemas. Analizar, pensar, escuchar, y actuar son algunas habilidades necesarias para que las decisiones sean acertadas, y por lo tanto recompensadas, no solamente físicamente, sino también de forma emocional. Evitando así muchos problemas de conducta y de relación, los cuales podra gestionar y resolver sin que sea necesaria tu intervención.


8. Aprenderá a gestionar problemas y situaciones diarias.


Tomar las decisiones adecuadas puede marcar la diferencia entre prevenir o provocar un conflicto. Los perros como animales sociales intentan, o deberían intentar evitar "meterse en líos". Aprender a gestionar problemas de forma correcta, es básico para la supervivencia. Tal y como te hemos contado anteriormente, es algo que todo perro debería aprender a hacer de manera independiente.


9. Previene el sobrepeso y los problemas asociados.


Tener un peso ideal no solo es una cuestión estética, sino que previene muchos problemas de salud, como podrían ser problemas en articulaciones, artritis, displasias de codo o cadera, problemas cardiacos, y un largo etcétera. y eso no solamente es cosa de humanos, sino también muy importante en perros. Y es nuestra obligación tener a nuestros perros en buen estado físico y de salud.

 

10. Se socializará con otros perros y personas.


Realizar una actividad divertida en presencia de otros perros y personas, ayudará a que el perro lo asocie a algo positivo, con lo cual ayudará en tu labor de tenerle bien socializado, tanto con otros perros como con el entorno que les rodea. Lo cual es algo básico en su vida.

11. Le ayudarás a cubrir algunas de sus necesidades básicas


Estimulación física y mental, habilidades sociales, juego... Son algunas de las necesidades básicas que todo perro debería tener cubiertas en su vida. Mediante la práctica del deporte ayudamos a dedicar un tiempo, a que estas necesidades sean proporcionadas, además de una forma divertida y agradable para el perro. Lo cual ayudará a que su desarrollo y estado anímico sea el adecuado.

 

12. Aprenderéis a jugar de una manera adecuada, útil y sana. 


El juego es algo que por lo general todo guía suele intentar proporcionar, pero no siempre se hace de la forma más adecuada. 

Muchas veces vemos perros en los parques, obsesionados con el juego (pelotas, palos, frisbees...) No se relacionan con otros perros y únicamente están delante de su guía, normalmente ladrando o reclamando el juguete de una forma algo obsesiva.

Aunque no se le de la importancia suficiente, os aseguramos, que esa conducta es un problema gravísimo, que puede tener consecuencias desastrosas, tanto en la conducta, como en la salud de nuestros perros. El juego debe tener unas "reglas" para que no se convierta en algo obsesivo, y se debe proporcionar siempre, en la medida adecuada y con una finalidad concreta. Jamás un perro debería anteponer el juego, a sus relaciones sociales, almenos, de una forma natural.






Ahora solo te falta decidirte, Agility, Dogfrisbee, Flyball, Pastoreo, Detección... Hay muchisimas disciplinas, todas ellas con distintas características y utilidades, piensa siempre en que es lo que más podría beneficiar y gustar a tu perro, quizás estos enlaces puedan ayudarte a descubrir algunos deportes caninos.

Club de Dogfrisbee  ZonaCan
Club de Agility ZonaCan 
Curso Iniciación al AGILITY 
Curso Iniciación al DOGFRISBEE
Curso "El Poder del Juego" 
GURE Sheepdog trial 2018 (Pastoreo)  

Y recuerda, infórmate y elige bien, la escuela y los profesionales en los que vas a confiar la educación y los entrenamientos con tu perro. No todo vale. Y si intuyes o ves conductas extrañas, desconfianza, miedos... No son fruto de la casualidad, alguna cosa no va bien y deberías replantearte, las formas o la elección de la disciplina deportiva.