Estrés humano vs. Estrés canino

¿Alguna vez te has parado a pensar que tu perro, es el reflejo de tu estado emocional? Muchos comportamientos no deseados tienen el origen en nosotros mismos.

Cuantas veces hemos oído eso de que los perros se parecen a sus dueños, pues sí, así es.

El estado emocional de nuestros perros, igual que posiblemente de otros miembros de la familia, estará condicionado por como nos encontramos nosotros mismos anímicamente.

El estrés como tal, es algo especialmente "contagioso" y es uno de los factores asociados a los problemas de conducta. 
El aumento de cortisol en nuestro organismo de forma prolongada, puede tener un efecto directo sobre nuestro perro y en consecuencia con su forma de comportarse.

Si queremos que nuestro compañero se comporte de forma tranquila, este relajado en casa, o en presencia de otros perros, debemos ser justos y ser el mejor ejemplo de lo que esperamos de él.

¿Como vas a pedirle a tu perro que no ladre, si tu estás gritando todo el día?


Los perros al igual que nosotros, son animales sociales, y se referencian en otros individuos con los que conviven.

El estrés diario, es algo normal, incluso necesario, eso si, siempre dentro de unos límites controlados. Busca la manera de canalizar, o reducir tu estrés y mejora tu vida y la de los que están a tu alrededor, incluso la de tu perro.