Deportes caninos

Desde ZonaCan os queremos ofrecer este nuevo servicio, creado especialmente para nuestros clientes, para que tanto perros como propietarios puedan practicar distintas modalidades deportivas así como interaccionar con otras personas y otros canes, a la vez que aprenden, se socializan y se divierten.

Asistiendo a nuestros Clubs deportivos podréis disfrutar de más de 12.000m2 de instalaciones, con distintas pistas deportivas para poder entrenar y practicar vuestros deportes preferidos junto a vuestro perro. 

Infórmate sin compromiso de horarios y tarifas!

Actualmente disponemos de los siguientes Clubs: 

  • ZonaCan Dogfrisbee
El DogFrisbee (o DiscDog) es una disciplina deportiva en la que perro y humano interactúan con uno o varios discos (frisbees). 

Para ello, el participante humano del equipo realizará diversos lanzamientos de disco al perro, que tendrá que atraparlos correctamente a lo largo de toda la pista. 

El DogFrisbee es un deporte que trabaja el vínculo con el perro, ya que la motivación de perseguir un disco volador les divierte mucho, haciendo a los dueños partícipes de ese juego. Es un deporte ideal para disfrutar con tu perro a la vez que hace deporte, manteniéndolo en una perfecta forma física y mental. 

Es un deporte muy asequible de practicar, ya que solo requiere de unos cuantos discos especiales para perros, un terreno libre y ganas de pasarlo bien con nuestro mejor amigo.









  • ZonaCan Agility
El Agility es una modalidad competitiva donde un guía dirige a un perro sobre una serie de obstáculos, los cuales tiene que librar de manera limpia y lo más exacta posible, compitiendo contra reloj. 

Los perros generalmente participan sin correa sin juguetes y sin incentivos. El guía no debe tocar al perro ni a los obstáculos, excepto de manera accidental. Consecuentemente, el control del guía radica en la voz, señales manuales, lenguaje corporal. Lo que requiere que el animal esté entrenado de manera excepcional.

En su forma más sencilla, el circuito de agility consiste en un determinado número de obstáculos, en donde un juez diseñará el orden que el perro deberá seguir para así completar la prueba conforme al reglamento.

Los circuitos son lo suficientemente complicados para que el perro no pueda terminarlos correctamente sin dirección humana. Durante la competencia, el guía decidirá las estrategias a seguir para dirigir al perro a través del recorrido, combinando velocidad y precisión ya que ambas son igualmente importantes.